3.7.06

rncntr

4 comentarios:

Dabid dijo...

Cracolo era peon en una fábrica de galletas, donde conoció a Maria Adenatnof. Se enamoró de ella, pues estaba muu buena. Se casaron y tuvieron una hija, la pequeña Mari Lou.
Pero Cracolo no era feliz pues, en verdad, queria ser cantor de jazz.
Una noche dijo a su familia que iba a comprar ensaimadas y no volvió.
En verdad fue a Hollywood a hacer su sueño realidad, pero lo más que consiguió fue hacer de doble de Freddie Krujer en pelis de serie JB.
Se echó a perder, y se gastó el dinero en putiferios de galletitas saladas, y terminó en la carcel por corrupción de galletitas, donde fué víctima de los crueles Oreos xoxexuales en las duchas.
Al final consiguió escapar de la carcel con la ayuda de una galleta de aperitivo con forma de trucha que tenia tatuados los planos de la carcel, y un surtido de Cuétara.
Depues de muchas desventuras, penalidades y bajadas de audiencia, consiguió llegar a casa y reencotrarse con su amada familia, que le creia ahogado en un vaso de leche.
y fueron felices y comieron Oreos.

MORALEJA: se esta mejor en casa que en ningun sitio, se esta mejor en casa que en ningun sitio, se esta mejor en casa que en ningun sitio...

Alex dijo...

¡Prison Brak! Que tensión, que emoción, no tien comparación.

Este dibu es una copia de un cuadro que había en la sala donde firmé el contrato del curre. :D

nati dijo...

En los libros de texto cracovianos, mucho más explícitos que aquellos a los que estamos acostumbrados, explican claramente a los niños que hay que desconfiar de los desconocidos. He aquí a la pequeña Ruth, tratando de zafarse de las garras de su madrastra, que atraída por el Gitano Caracolo el del Mondadientes, está a punto de perderse para siempre. Ante esta imagen los niños cracovianos tiemblan y miran al profesor mientras les explica que aunque tu madre sea muy puta, mejor lo malo conocido que ese desconocido por conocer. De hecho, Caracolo es bien conocido por estar detrás del 78,3% de las páginas webs de pedófilos cracovianos. Tiene la habilidad de disfrazarse de mil maneras para engañar a los niños inocentes, así que no hay que fiarse ni de viejecillas simpáticas, ni de tías buenorras, ni de nadie que se te cruce por el cámino. Qué sea un fan de PRISON BREAK no mejora en nada la personalidad de este temible villano del siglo XXIII (aclaración: en Cracovia viven dos siglos por delante de nosotros).

manu dijo...

Yo empeze a verla, pero no podia seguir el ritmo de los subtitulos, madre mia, que rapido, pero tenia mu buena pinta. Actualmente no veo ni series ni na, no paro en casa, estoy echo un pajaro de mucho cuidado, jajaja, riete de machete, soy peor, jojojojojojojojojojoj
Agregame, venga, tio, venga, saludos a nati, jejeej, y aquella tia rubia, joer como estaba, bufff, pero tenia novio, como todas jejejjej