15.2.06

d dmng

7 comentarios:

Dabid dijo...

Ya está aqui el nuevo cantantenor Adeo Deminga, dispuesto a hacerle la competencia a Pavoroto, al Divo, a las Gavilanas Griposas, y al mismísimo Clemendo Desi.
Adeo Deminga ademas de cantar cruelmente mal, nos ofrece un espectáculo cirquense a cinco esferas (este no usa pistas), con la Amebamutante Soprano, el perro saltinbanqui, los balones de playasesinos indomables, y mucho más.
Ya está en las tiendas de discos su primer compas dic y dbd "IL CISCO DEMINGA"... (ahora tambien en supositorios)...

Alex dijo...

hay una edicion limitada que incluye un balon asesino inflable para que puedas imitar la coreografia del primer single "Saltando por aqui"

nati dijo...

El ex-agente de la TCI, un tipo la mar de majo al que me presentaron ayer en un bareto, me ha pedido que os cuente de primera mano lo que es llevar una vida de perros en Mercurio. Os aseguro que no se parece en nada a la de nuestros primos de la Tierra, unos vagos de primera. Nada de pasarnos el día tirados al sol, comer a deshoras o cagar donde nos de la gana... Aquí somos la clase más trabajadora, la que menos cobra, la que nunca se queja... Valemos nuestro peso en oro. Mientras los mercurianos se divierten viendo al Kiwi en la tele, nosotros les limpiamos las calles a lametazos, hacemos los deberes de sus hijos, cuidamos de los viejecillos... Eso en lo que se refiere a los chuchos. Los perros con cierto pedigrí no nos dedicamos a hacer esos trabajillos tan poco gratificantes. Este humilde servidor, sin ir más lejos, es responsable del complicado mecanismo que mantiene en pie a la estatua inflable del líder del mundo libre mercuriano. Somos ocho perros corriendo por turnos en una banda magnética las 1404 horas del día. Aquí en Mercurio tenemos mundo libre y mundo piruleta, ambos enfrentados a muerte en lo que se denomina "Guerra Fría". Nadie discute que a todos nos conviene mantenerla, más que nada para compensar el calorazo que sufrimos los 87 días del año (no trateis de hacer cálculos, esta claro que a nosotros el año no nos cunde nada). Porque aquí, como no vivas en los polos, lo único que haces es sudar todo el puto día. Tenemos una media de 179 grados en este planeta de mierda. No sé a qué colonizador se le ocurrió establecerse por aquí, pero fijo que no era un perro. La cuestión es que con tanto calor a nosotros no nos queda otra que afeitarnos y como encima caminamos sobre dos patas desde hace dos siglos, hay quien ni siquiera nos distingue de los humanos. De ahí que nos podamos colar en los baretos y conocer a tipos tan interesantes como el agente BAD ROBOT al que le debeis una birra por haber conseguido que os cuente esta historia tan interesante. ¡A vuestra salud!

d dijo...

Dios mio, ¿qué decís?, jajaja.

Alex dijo...

Jajajajajaj los 179º se ve que afectan al cerebro!
A alguien se le esta derritiendo jajajajaajajaajaj

Portman dijo...

Pasen y vean EL CIRCO DE LAS CAMISETAS ANDIANTES,. Es un claro homenaje a Jesus Gil.

machete dijo...

es una prueba de las que habia en Humor amarillo. jejeje!
El perrillo ese mola. va todo feliz por la vida (como se nota qe no tiene qe estudiar una ingenieria el jodio!)