3.12.05

tjnd jdrz

4 comentarios:

machete dijo...

Adivina adivinanza:

mi abuela hace ganchillo
ganchillo hace mi abuela
si no hiciese ganchillo
entonces no seria mi abuela.

dos palos para comer
en un chino encontrarás
si no los puedes coger
de hambre te morirás

Si quieres te hago un jersey
gritábame mi abuela
te quedará como a un rey
pero eso ya no cuela.

Tres punzadas por delante
dos cruzadas y otra por detrás
no tengas dudas, que no te espante
pronto tú lo entenderás

mi madre clarito lo dijo un dia
cuando yo era mucho más chiquito
más vale que no venga tu tía
o te llamará borriquito

es facil hacer tapetes
más facil aun si bufanda es
puedes incluso beber sorbetes
y al momento habrás hecho tres

¿que es?

- una tejedora de "ajedrezes"

Alex dijo...

En 1801 el francés Joseph Jacquard (1752-1834), utilizó un mecanismo de tarjetas perforadas para controlar el dibujo formado por los hilos de las telas confeccionadas por una máquina de tejer. Estas plantillas o moldes metálicos perforados permitían programar las puntadas del tejido, logrando obtener una diversidad de tramas y figuras.
La tarjeta perforada es una cartulina con unas determinadas posiciones que pueden o no estar perforadas, lo que supone un código binario. Fueron el principal medio para ingresar información e instrucciones a un computador en los años 1960 y 1970.
Info de Wikipedia:
http://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Historia_de_la_inform%C3%A1tica&oldid=1675732

On dijo...

Es un Ovillo-De-Lana-Asesino-Come-Madera, devorando unos palos y una tabla. Algo asi como el espiritu totemico de la oveja vengandose de la humanidad.
A medida que engorde, corremos el riesgo de que se transforme en un Ovillo-De-Lana-Asesino-Come-Madera-De-La-Muerte, que termine envolviendo el mundo en un horrible jersey con olor a vieja y sopa de fideos.

Afortunadamente, se va tejiendo una piel a cuadros, por lo que podemos saltar de un cuadro negro a otro hasta que estemos a salvo.

Alex dijo...

Jojojojo On vaya cosas que tienes!
Que haras a las pobres ovejas para que se quieran vengar!